Se encuentra usted aquí

'Sé diferente' fue siempre mi convicción, no solo en la música sino en mi vida

Entrevista a Ametsub por Hoçâ Cové-Mbede. Publicada originalmente en soundsofatiredcity.com.

Akihiko Saitoh, más conocido como Ametsub, es un músico de electrónica downtempo instalado en Tokyo. Sus composiciones tienen un estilo muy personal, caracterizado por el uso de melodías de piano preparado, capas de grabaciones de campo y fondos etéreos. Ha salido de gira y colaborado con artistas como Plaid, Cornelius, Fennesz, AtomTM, Floating Points, Vladislav Delay, Moritz Von Oswald, Alva Noto o Tujiko Noriko. Incluso ha tocado con el mundialmente famoso Ryuichi Sakamoto.

Tu carrera como músico empezó hace casi doce años, tu trabajo es una combinación de una mezcla meticulosa de electrónica, estructuras de piano descompuestas e intrincadas micro atmósferas. Después de todos estos años, ¿cuáles son tus pensamientos sobre la evolución de tu carrera y el desarrollo de tus proyectos?

Cuando era estudiante de bachillerato, a menudo me gustaba indagar en la música. Fue alrededor de ese tiempo cuando empecé a hacer música. Desde entonces, sé diferente fue siempre mi convicción (no solo en la música, sino en mi vida). En aquella época la música de piano con estética chop&glitch no existía apenas en Japón, así que decidí hacer algo que nadie hacía. Especialmente con The Nothings of The North, el álbum consiguió buenas respuestas, gracias a Ryuichi Sakamoto. Mi convicción de ser diferente sigue inalterada, incluso ahora. Ahora hay mucha música que usa piano glitch como fuente principal, así que estoy lejos de eso. Hace tres años descubrí un instrumento musical en Estados Unidos llamado Mbira gigante. He estado interesándome en él últimamente. Quizá publique un EP incluyendo el Mbira gigante a principios de este verano.

 

Ametsub playing the Mbira. Photo by Azusa Takada.

¿Cuándo decidiste convertirte en músico y artista visual? ¿Puedes describir las primeras actuaciones en directo de Ametsub en Tokyo?

No estoy haciendo mucho como artista visual. Los vídeos de Ametsub están hechos por mí, pero es solo un vídeo conduciendo por Islandia. Es casi un hobby. Apenas recuerdo mis primeras actuaciones en Japón. Lo que recuerdo especialmente es el Festival Sense of Wonder de 2007, porque aunque no era conocido ni siquiera en Japón, mucha gente en el público aplaudió y me demostró su apoyo: muy buenos recuerdos.

Aunque has utilizado muchas fuentes digitales y herramientas como la distorsión de voces grabadas (por ejemplo en 'Mosfell' y 'Solitude' en el álbum The Nothings from the North), o sonidos capturados de entornos naturales ('Over 3366' en All is silence), prefieres utilizar el piano como base principal para construir y esculpir música. ¿Puedes explicarnos tu relación con el uso de instrumentos analógicos y cómo influye esto en el proceso al hacer piezas musicales complejas?

Apenas utilizo distorsión analógica o digital. A menudo uso una grabadora y una grabadora cinta a cinta Nagra, lo que hace mi sonido más cálido, creo. Además, no solo paso el material sonoro a través de la grabadora de cinta una vez, sino que lo paso muchas, muchas veces. Así el material sonoro se fragmenta en una forma original. Es muy divertido y más cálido.

También haces todo el diseño gráfico de tus álbumes, todos ellos tienen una especial relación con la estética y los paisajes de naturaleza helada, especialmente en All is silence (2012). Para este álbum viajaste a Islandia y el Círculo Polar Ártico para capturar la atmósfera de los espacios, sónica y visualmente. ¿Por qué te sentiste atraído por estos paisajes? ¿Cómo te influenciaron estos lugares musical y estéticamente, en comparación con Tokyo?

El diseño de mis dos álbumes está hecho prácticamente con mis fotos de Islandia y el Círculo Ártico. Mi primer viaje a Islandia fue en 2008. En aquel momento Islandia no era popular y esa atmósfera cerrada fue maravillosa para mí. La razón por la que me interés por Islandia es por supuesto la música de Jóhann Jóhannsso y de Björk, pero también Ozy, Yagya, Exos, Ruxpin y la música underground islandesa fue una gran influencia para mí. No elegí escuchar música islandesa a propósito, el que la música que escuchaba mucho fuese islandesa fue una casualidad. Sentí que esta coincidencia tenía un sentido. Yo nací con el ruido de la ciudad de Tokyo, un ruido que también se refiere a la información. Puede que haya buscado un entorno completamente opuesto.

¿Con qué elementos disfrutaste más mientras grababas los temas y diseñabas tu último álbum All is silence?

Imaginando el paisaje, escuchando la voz del viento y siendo consciente de las diferencias con otros.

Has tocado en festivales internacionales como Sónar Reykjavik, L.E.V. o Taicoclub Festival. ¿Cuáles son las reacciones del público que ves durante las actuaciones en directo?

Las reacciones varían en cada festival. ¡L.E.V. siempre fue rompedor! Sónar Reykjavik fue también muy bonito, me gusta mucho su estilo. La audiencia japonesa es siempre genial, especialmente en las actuaciones en vivo. Las mías pueden tener también muchos elementos profundos de ambient y chill.

En 2013 colaboraste con el artista multimedia y músico Ryuichi Sakamoto en una improvisación en Noda-shrine, Japón. ¿Qué aprendiste de Ryuichi con esta experiencia?

Este proyecto de improvisación se llevó a cabo sin ningún ensayo ni arreglos previos: fue improvisación absoluta. Estaba muy entusiasmado y preparé varios tipos de sonidos, incluido percusión parecida al inicio de 'Solitude' y un ritmo parecido a  'Over 6633', por ejemplo. Sin embargo, durante la prueba de sonido antes de la actuación, Ryuichi me pidió no utilizar ninguna percusión ni ritmo. Quería solo música ambient: "Quiero hacer una cosa conmigo, Ametsub, el público y la naturaleza de Noda-shrine". Para ser honesto, yo quería tocar los ritmos aunque fuese un poco. Pero, el resultado fue genial. Mucha gente del público quedó satisfecha con nuestra actuación. Después de haber terminado, me dijo "Buena actuación, toquemos de nuevo en el futuro próximo". Todavía creo que podríamos tocar de nuevo juntos.

¿Cuál es el título de tu próximo EP? ¿Y cuál es su concepto y su sonido?

Quizá... será 'Mbira Lights EP'. Incluye sonidos del Mbira gigante. Ametsub no tiene un concepto definido por el momento, pero este EP tiene el primer concepto como Ametsub. No es solo una grabación del Mbira, es también una mezcla con bajo, percusión, efectos electrónicos y voces.

¿Puedes hablarnos sobre la inspiración y las ideas que desencadenaron este nuevo proyecto?

Como dije antes, pienso que siempre he querido hacer música "diferente", y este matiz del Mbira fue muy emocionante cuando lo escuché por primera vez.

¿Puedes hablarnos de tu colaboración con el fotógrafo Nuno Moreira? ¿Tienes un nuevo proyecto con él?

Nuno Moreira está haciendo el diseño de este Mbira Lights EP, pero es todavía un boceto, estará terminado para finales de este mes. La razón por la que lo escogí para hacer el diseño es porque me envió un video muy bueno con sus propios trabajos y mi música hace tres años.

Para el lanzamiento de tu nuevo EP también has diseñado un nuevo instrumento musical llamado Mbira gigante. ¿Este instrumento es un rediseño del Mbira, el instrumento tradicional de Zimbabwe? ¿Cuál es su estructura y objetivo?

No, no es el instrumento tradicional. El modelo original de este Mbira es de Array Mbira, de los Estados Unidos. Me lo fabricaron personalizado para mi actuación y personalidad.

¿Cuándo empezaste a investigar para el desarrollo del Mbira gigante?

Lo encontré en internet hace cuatro años. Después de una preparación meticulosa con el equipo de Array Mbira, lo personalicé. No fue caro y estoy muy feliz.

¿Qué podemos esperar del Mbira gigante en tus futuras actuaciones?

Ya lo estoy usando en mis recientes actuaciones para sampleado en tiempo real. Esto no es como una melodía de piano, es más difícil de tocar. Necesito tiempo si lo toco libremente, pero suena muy bien.